Si eres fan de las habitas con jamón, ésta receta te va a encantar. Tiene todo el sabor de las habitas de toda la vida pero con una presentación y textura totalmente sorprendentes.

Requieren más tiempo que la receta tradicional, pero de vez en cuando vale la pena regalarse un rato en la cocina y probar algo diferente. Encontré la inspiración de esta receta en los hermanos Torres, con sus ñoquis de guisantes con juliana de cecina y la he adaptado a mi gusto para traeros una receta diferente.

¿Qué te parece como plan para este fin de semana?

Ingredientes:

  • 260g habitas en conserva (peso escurrido)
  • 130g harina
  • 50g maicena
  • 1 huevo grande
  • 2 cebollas
  • 20 hojas de albahaca
  • 2 tomates grandes y maduros
  • 1 ajo
  • 50g jamón ibérico
  • Harina (para evitar que se peguen a la mesa)
  • Aceite, sal, pimienta

Paso a paso:

  1. Cortar una cebolla en brunoise. Dorar en una sartén. Una vez dorada, añadir las habitas bien escurridas y dejar rehogar un par de minutos. Salpimentar al gusto. Retirar del fuego.
  2. Poner las habitas con cebolla junto con la albahaca en el vaso de la batidora. Triturar hasta obtener una pasta.
  3. Mezclar la pasta de habitas con el huevo, la harina y la maicena hasta formar una pasta homogénea.
  4. Introducir la mezcla en una manga pastelera y dejar reposar en la nevera 1 hora.
  5. Poner una olla con abundante agua al fuego.
  6. Una vez la mezcla esté bien fría, espolvorear harina sobre la encimera de la cocina y hacer churros de la pasta. Cortar en trocitos regulares de 1cm y dar forma de ñoqui con un tenedor.
  7. Picar el ajo y la cebolla restante. Trocear los tomates en dados de 1/2cm. Sofreír el ajo y la cebolla. Añadir el tomate y dejar 3 minutos hasta que empiece a soltar el jugo.
  8. Introducir los ñoqui poco a poco en el agua hirviendo. Es importante no echarlos de golpe para que no se peguen. Hervir los ñoqui 1-2 minutos (hasta que floten en el agua).
  9. Mezclar los ñoqui en la sartén con la salsa. Añadir el jamón troceado en pequeñas tiras por encima y un último toque de albahaca fresca.

¿Qué hago si…

… los ñoqui están demasiado líquidos?

Añade una cucharada de harina y amasa de nuevo. También puedes probar a dejarlos enfriar bien en la nevera y ver si así mejora. Si incluso fríos están líquidos, pon más harina de la recomendada en la mesa al darles forma y deja que absorban un poco de ella.

… los ñoqui están demasiado duros?

Si el problema es sólo después de enfriarlos no te preocupes, al cocinarse, quedarán en un punto perfecto. Déjalos unos minutos fuera de la nevera antes de formar los “churros” con la manga pastelera. Si incluso dejándolos unos minutos no mejora, sácalos de la manga pastelera y dales forma con las manos. Asegúrate que les das suficiente cocción y añade un poco más de salsa para que queden jugosos.

… se pegan entre ellos al cocinarse?

Esto puede pasar si no están bien impregnados de harina al darles forma, échalos en la olla poco a poco. Como sólo tardan un minuto en cocinarse, puedes hacerlos en varias veces sin perder mucho tiempo.

… se deshacen al cocinarse?

Esto te puede pasar si están demasiado líquidos o muy calientes al echarlos en el agua. Tira los que se hayan deshechos, pon agua limpia a hervir y asegúrate que están bien fríos al ponerlos en la olla. También puede pasar si los dejas cocer demasiado tiempo. Sabrás cuando están al dente cuando floten en el agua.

 

 

Anuncios