El 1 de agosto es el día nacional de Suiza y os traigo un postre de bandera para celebrarlo: una pavlova de fresas. Además, aunque no es un postre Suizo los ingredientes son casi los mismos que para los merengues con crema doble de Gruyère que se encuentran en la mayoría de restaurantes de montaña del país.

La pavlova es uno de mis postres favoritos. Se creó en Australia, en honor a una bailarina rusa y se intentó hacer un postre tan ligero como ella. Nunca he podido ver cómo era esa bailarina pero te puedo garantizar que es uno de los postres más ligeros y sedosos que conozco.

Os dejo la receta y os animo a que lo probéis en breve.

pavlova3.jpg

Ingredientes (4-6 raciones):

  • 3 claras de huevo
  • 1 cucharadita maicena (6g)
  • 50g azúcar
  • 150ml crema doble fría
  • 100ml nata 35% fría
  • 50g azúcar
  • 8-10 fresas

Paso a paso:

  1. Hacer merengue francés: en un bol batir las claras, la maicena y el azúcar (50g) hasta que se formen picos duros al levantar las varillas.
  2. Poner el merengue sobre un papel de hornear formando un círculo (o cualquier forma que queramos para la tarta).
  3. Hornear a 100º durante 90 minutos y dejar dentro del horno mientras se templa.
  4. Montar la nata con la crema doble y el azúcar (50g) hasta que esté bien firme.
  5. Poner la nata sobre el disco de merengue y colocar las fresas de forma decorativa.
  6. Reservar en la nevera hasta el momento de servir.

¿Qué hago si…

… el merengue no monta?

Existen tres tipos de merengue: francés, suizo e italiano. En esta receta he utilizado merengue francés ya que es el más fácil de elaborar. Tan sólo tienes que batir las claras con el azúcar y un poquito de maicena hasta formar picos duros.

Para que monte bien necesitas que tanto el bol como las varillas estén libres de grasa y totalmenente secos. Una sola gota de agua en tu bol puede arruinar tu merengue. Ten paciencia y asegúrate que tu merengue es bien firme. Para ello, para la batidora de varillas, súbelas y comprueba que los picos quedan hacia arriba. Si se caen o se forman de lado, sigue batiendo unos minutos más.

Si estás acostumbrado a preparar repostería, puedes probar a hacerlo con merengue suizo. Para ello, debes calentar las claras y el azúcar hasta llegar a 60º y después montarlo en un bol frío. El merengue suizo es más estable y te aguantará mejor de un día para otro. Si lo vas a comer el mismo día, la diferencia es muy pequeña y no compensa el esfuerzo extra.

.. la nata no monta? o no tengo nata doble?

La nata necesita un porcentaje alto de grasa y mucho frío para montar bien. En mi caso, mezclo nata con nata doble para conseguir una nata más firme y estable. Si sólo tienes nata de montar, asegúrate que tiene al menos un 32% de grasa e introdúcela en el congelador unos minutos antes de empezar a montar. Tener la nata muy fría te ayudará en el montado.

Si vives en Suiza, informarte que en Migros puedes encontrar tarrinas de crema doble de Gruyere que son una maravilla. Son un poco más caras que la crema doble tradicional pero tienen un sabor a nata tan intenso que me las comería a cucharadas. Vale la pena probarlas.

… no tengo fresas?

Puedes utilizar frambuesas, moras, arándanos, o incluso ser más atrevido y probar con fruta de la pasión. Cualquier fruta con un ligero toque ácido combina perfectamente con esta tarta.

Anuncios