Hoy he empezado la temporada de picnic en el lago. Es una época del año que me encanta, y disfruto muchísimo con las barbacoas y los paseos en bici los domingos.

Aunque en mi caso hacer barbacoa es un clásico, siempre va bien tener una buena guarnición. Esta ensalada de fresas y queso feta es muy fresca y está riquísima. Por eso, ha sido la elección de hoy. No es la ensalada que mejor aguanta las altas temperaturas, así que mejor prepararla en estas fechas, ya que en agosto el queso se acaba derritiendo.

Como siempre, si vais a comer la ensalada unas horas más tarde, preparad el aliño en un bote o tupper separado y aliñadla en el momento de comer. Los botes de mermelada son perfectos para este fin.

Si no tenéis lago o no podéis hacer planes de picnic, siempre podéis prepararla para una cena de verano.

Ingredientes:

  • 200g mezcla de lechugas (yo uso trocadero, rúcula y hoja de roble)
  • 75g fresas
  • 1/2 aguacate
  • 1/2 pepino
  • 100g queso feta
  • 30g frutos secos

Para el aliño:

  • Aceite oliva virgen (2/3)
  • Vinagre módena (1/3)
  • 4-5 hojas de albahaca
  • Sal

Paso a paso:

  1. Limpiar, escurrir y cortar las lechugas
  2. Trocear el resto de ingredientes en trocitos regulares y añadirlos a las lechugas
  3. Trocear la albahaca y añadirla al aliño de aceite, vinagre y sal
Anuncios