Hoy es miércoles, pero para mí, empieza el fin de semana. No hay mejor forma de empezar las vacaciones que con una cena que me transporte a Ibiza y por eso, he decidido preparar estos cocarrois.

Los cocarrois son un tipo de empanadilla típica de Ibiza con un relleno de acelgas, pasas y piñones. Yo las he preparado con espinacas ya que la temporada de acelgas ya se ha terminado.

Son un plato de infancia, que comía para merendar o cenar en las noches de verano. Mi madre siempre los preparaba a la vez que una coca de pimientos y pintarroja ya que usaba la misma masa. Como de pequeña no era muy aficionada ni a las espinacas ni a la pintarroja, siempre me preparaba a escondidas un mini cucarroi de jamon york y queso con tomate fresco y orégano.

Desde entonces, no los como muy a menudo, pero tengo que reconocer que están riquísimos y tras ver una foto en el instagram de Iban Yarza, me he puesto manos a la obra!

Son una opción perfecta para llevar a un picnic en el lago, así que ahora que los he recuperado creo que repetiré a menudo este verano.

Espero que os gusten y disfrutéis de un trocito de Ibiza y de mi infancia.

Ingredientes (4 cocarrois):

Para la masa: 

  • 140g agua
  • 350g harina (recuerda, la cantidad exacta es la que acepte la masa)
  • 100g aceite oliva suave
  • 1 pizca de sal

Para el relleno:

  • 300g de espinacas
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 50g pasas
  • 50g piñones
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal, pimienta

Paso a paso:

  1. Poner el agua y el aceite en un bol. Añadir unos 250g de harina e ir amasando, añadir más harina si es necesario, según acepte la masa. Tiene que quedar una masa homogénea, suave (y un poquito aceitosa).
  2. Dejar reposar la masa
  3. Mientras la masa reposa, preparar el relleno. Picar el ajo y la cebolla y sofreírlos en una sartén grande con un poco de sal y pimienta. Cuando estén doradas, añadir los piñones y las pasas y dejar que tomen un poco de color.
  4. Añadir las espinacas y saltear ligeramente. No es necesario que estén totalmente cocidas, simplemente un poco salteadas. Retíralas del fuego cuando todas hayan empezado a encoger. Añade sal y pimienta al gusto.
  5. Divide la masa en 4 porciones y estíralas en forma circular.
  6. Pon 2-3 cucharadas de relleno sobre la masa. Dóblala formando una media luna y cierra los bordes tal y como te muestro en el vídeo.
  7. Hornea a 180º durante 15 minutos (hasta que estén dorados y crujientes por fuera)
  8. Deja enfriar. Los cocarrois se comen fríos o templados.

 

Anuncios