Este fin de semana os he tenido un poco abandonados, es lo que tiene estar viajando casi todo el tiempo pero hoy para compensar, os traigo una tarta que endulce el principio de la semana.

Las tartas de fruta me encantan, de todos los tipos y con casi todas las frutas. Esta, con pera y almendra queda jugosa en el interior y con una masa crujiente y me parece perfecta para un desayuno completo una merienda especial.

Es muy fácil de preparar, y si todavía no te atreves con las masas, lee más abajo la sección ¿qué hago si… y te daré varias opciones para que te salga deliciosa.

Para la base (molde 28cm): 

  • 1 huevo L (75g huevo)
  • 100g azúcar
  • 175g mantequilla pomada (fuera de la nevera)
  • 45ml leche
  • 330g harina
  • Pizca de sal
  • mantequilla y harina para untar el molde
Para el relleno: 
  • 150 gr de mantequilla pomada
  • 150 gr de azúcar blanco
  • 150 gr de harina de almendras
  • 100g de harina común
  • 2 huevos M
  • 40ml de agua (o licor de pera o almendra)
  • 3 peras conference
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • azúcar glas para decorar

Paso a paso:

Preparar la masa: 

  1. Batir el huevo con el azúcar
  2. Añadir la mantequilla pomada y batir hasta que se integre. Tendrá aspecto de masa cortada. No te preocupes.
  3. Añadir el resto de ingredientes. Batir hasta que quede una masa lisa.
  4. Untar el molde con mantequilla y espolvorear una capa de harina para evitar que se pegue. Tirar la harina sobrante.
  5. Volcar la masa en el molde y con los dedos ir aplastándola hasta tener la base formada. Pasar un cuchillo y recortar los bordes a ras del molde para que la parte superior quede lisa.
  6. Guardar en la nevera mientras preparas el relleno.

Ya ves que es una base muy fácil, sin tiempos de reposo, sin amasado, sin estirado con rodillo. Sólo tienes que asegurarte que queda un grosor uniforme. Lo notarás al ir aplastando con los dedos y sobretodo, al mirar el borde desde arriba.

Preparar el relleno: 

  1. Verter la harina, harina de almendra, el huevo, la mantequilla pomada, el azúcar y el agua en un bol. Mezclar con una cuchara o espátula hasta tener una pasta homogénea.
  2. Pelar las peras y partirlas en cuartos. Limpiarles las pepitas y ponerlas en un bol con agua y zumo de limón para que no se oxiden.

Montar la tarta: 

  1. Introducir el relleno en el molde, alisar la superfície y colocar las peras. Si nos han quedado pequeños recortes o trocitos de pera, cortarlos pequeños e introducirlos dentro del relleno.
  2. Hornear a 180º durante 40-45 minutos, hasta que tenga un color dorado y las peras están blandas.
  3. Dejar templar y espolvorear con azúcar glas antes de servir

¿Qué hago si…

… no tengo ni idea de cómo preparar una masa?

Si te digo la verdad, ésta es una de las masas más sencillas ya que no necesitas estirarla de forma perfecta y se trabaja con las manos. Si te sigue dando pánico o no tienes apenas tiempo, puedes comprar una masa brisa o quebrada en la sección de refrigerados de tu supermercado.

Si tienes suerte y estás en España, pídesela a tu panadero de confianza, habitualmente venden masa a granel para que tengas una tarta casera sin necesidad de amasar en casa.

… la masa se encoje?

Es normal, esta masa no tiene reposo y por lo tanto, tiende a contraerse con el calor. Siempre debes dejar un pequeño margen entre el borde de la tarta y el relleno. Si sigues las cantidades que te recomiendo, te quedará a la altura perfecta.

… la masa está demasiado líquida?

Si has respetado la cantidad de huevo, seguramente es porque la mantequilla está muy derretida. Introduce la masa unos minutos en la nevera y espera a que tome consistencia. Recuerda que al poner la mantequilla debe estar pomada, no derretida, para que se integre bien al amasar.

Si has puesto más cantidad de huevo, añade un poquito de harina y amasa bien.

… se me ha olvidado sacar la mantequilla de la nevera?

Sobretodo, no la introduzcas en el microondas. Queremos mantequilla pomada, no derretida. Si es invierno, puedes ponerla en un bol cerca de un calefactor. En verano, cerca de una ventana donde de el sol. Si no tienes ninguna de estas dos opciones, córtala a láminas muy finas y con el mismo calor de tus manos al cortarla, quedará pomada en un par de minutos.

… las peras se han puesto negras?

Si no tienes zumo de limón, es posible que las peras se oxiden al tenerlas cortadas. Simplemente, pon el relleno dentro de la masa y ve pelando y cortando las peras a medida que las colocas en la tarta.

… mi molde es de tamaño diferente?

Para evitar que te falte o te sobre masa te recomiendo que calcules el volumen de tu molde. Esta tarta la he preparado con un molde de 28cm. Tiene un volumen de 620ml. Coge tu molde y mide cuánta agua cabe dentro. Después compara el volumen de tu molde (cantidad de agua) con el volumen del mío y ajusta la cantidad de la receta.

Por ejemplo, si tienes un molde rectangular de 12x35cm, tendrá un volumen de 420ml. Para calcular la diferencia tienes que dividir: volumen de tu molde / volumen del molde de la receta. En este ejemplo, el molde rectangular tiene el 67% de volumen que el molde original.  Tendrías que reducir un tercio todas las cantidades de esta receta.

Si no te ha quedado claro, clica en este link de directo al paladar, tienen una tabla con todas las conversiones ya hechas.

Truco de organización:

La base de la tarta es muy versátil. Si te sobra, puedes guardarla envuelta en film en la nevera durante 1 semana o en el congelador 2-3 meses. Así, preparando una sola base puedes preparar dos tartas facilmente. ¿Qué te parecería aprovechar la masa extra para hacer esta tarta de ricotta y frambuesas?

 

Anuncios