Esta semana santa he aprovechado para hacer una visita a Estrasburgo. He vuelto enamorada de la ciudad y de la comida (mejor no pensar en la cantidad de queso que he comido). Pese a que es una ciudad increíble ha hecho frío, mucho frío.

El mismo que encontré anoche al volver a Zürich así que siguen apeteciendo las ensaladas templadas. Ésta, con bacon y setas es una de las que más me gusta, aunque la reservo para ocasiones especiales ya que evito tomar bacon de forma habitual.

Se prepara en menos de 15 minutos y podéis usarla para sorprender si tenéis amigos de visita.

Ingredientes (2 personas):

  • 200g Hojas verdes variadas
  • 80g bacon ahumado de calidad
  • 200g setas de cardo (gírgolas)
  • 100g queso rulo de cabra
  • 1/2 manzana
  • Una cucharada sopera de mostaza
  • Aceite de oliva
  • Zumo de medio limón
  • Sal y pimienta

Paso a paso:

  1. Cortar las setas y el bacon en tiras. Cortar la manzana en cuadraditos pequeños.
  2. En un plato grande, poner las hojas verdes, la manzana y el queso.
  3. Preparar el aliño mezclando la mostaza, el aceite, el zumo de limón y un poco de sal.
  4. Poner una sartén a fuego fuerte y saltear el bacon. Cuando esté bien crujiente, añadir a la ensalada.
  5. En la misma sartén, saltear las setas a fuego fuerte. Es importante que la sartén esté muy caliente, de lo contrario, soltarán agua y quedarán hervidas. Añadir sal y pimienta al gusto y añadir a la ensalada.
  6. Aliñar y servir templada.

PD: sé que la foto no ha quedado muy apetecible pero prometo cambiarla por una mejor en cuanto vuelva a hacer esta receta. Es lo que tiene estar muy hambrienta y no poder esperar ni un minuto para sacar una foto decente.

Anuncios