Hoy es viernes Santo, y he vuelto a los recuerdos de mi infancia comiendo torrijas. No he seguido la receta tradicional, sino que he adaptado unas torrijas de brioche del gran Martín Berasategui y las he cocinado a mi manera, consiguiendo una torrija muy jugosa por dentro, con un toque de canela y con una capa crujiente de caramelo por encima.

¡Si todavía no tienes merienda ponte manos a la obra! Las tendrás listas en menos de 30 minutos.

Ingredientes (4 raciones):

  • 200g pan de brioche
  • 200ml leche
  • 200ml nata (35% M.G)
  • 1 huevo
  • 1/2 rama de canela
  • 40g Azucar
  • 100g azucar (caramelo)
  • Azucar para espolvorear

Paso a paso:

  1. En un cazo, mezclar la leche, la nata, la canela y el azúcar (40g). Calentar un poco hasta que el azúcar se disuelva. Cuando esté frío, añadir el huevo batido.
  2. Cortar el pan de brioche en rebanadas de unos 2cm de grosor. Colocarlos en una bandeja o plato hondo y volcar la mezcla de la leche por encima.
  3. Dejar en remojo 20 minutos, dando la vuelta a los 10 minutos.
  4. Poner una sartén a fuego muy fuerte y espolvorear una capa fina de azúcar. Cuando el azúcar empiece a dorar, colocar una de las rebanadas de pan remojado y dejar unos 30 segundos. Dar la vuelta (añadiendo un poco más de azúcar en la sartén si es necesario) y dejar otros 30 segundos. Repetir la operación hasta tener una capa dorada en el exterior de la torrija. Hacer lo mismo con el resto de rebanadas (saldrán unas 4).
  5. Una vez hayas acabado con las torrijas, añade unos 100g de azúcar en la sartén (que seguirá estando muy caliente). Deja que se forme un caramelo y viértelo sobre las torrijas.

¿Qué pasa si…

… dejo las torrijas en remojo menos tiempo?

Cuando vi en una receta de Martín Berasategui que remojaba el pan 20 minutos, pensé que era un error así que intenté dejarlas tan sólo unos 10 minutos. El resultado es bueno pero el interior no está totalmente mojado y son menos jugosas (como en la foto que te pongo aquí abajo). No tengas miedo, puedes dejarlo 20 minutos sin problema. Sácalo con cuidado para que no se rompa y listo.

… no se forma caramelo?

Para hacer un caramelo todo lo que necesitas es una sartén bien caliente y una capa uniforme de azúcar. Si tienes estas dos cosas, tendrás un buen caramelo en unos 2 minutos. Si ves que el azúcar no carameliza, prueba a subir el fuego o añade un par de gotas de agua en la sartén. No lo remuevas o te formará cristales.

… el caramelo cristaliza?

La gracia de estas torrijas es que al poner el caramelo líquido por encima, empapa la superficie y al enfriar crea una capa crujiente. Si lo dejas enfriar en la sartén, tendrás una roca de caramelo que no podrás servir. Si quieres servir el caramelo más tarde o en la mesa, o simplemente, no te gusta el caramelo cristalizado, añade 50ml de nata uan vez el caramelo esté hecho y haz un tofee clásico.

Truco de organización

  1. Puedes utilizar pan de leche duro o brioche de días anteriores. Así, puedes aprovechar de forma muy fácil restos que te hayan quedado en casa. Esta receta puede servirte también para aprovechar restos de pan de molde que no hayas utilizado.
  2. Puedes dejar las torrijas hechas con antelación. Al no estar fritas, no necesitas hacerlas al momento.
  3. Sírvelas con una bola de helado de vainilla encima o con unos frutos rojos y tendrás un postre delicioso para sorprender a tus invitados.
Anuncios