De nuevo domingo, y aquí seguimos rodeados con nieve y con frío, mucho frío. La Navidad ya es sólo un lejano recuerdo, excepto cuando me siento en la mesa, cuando sigo recordando todos los excesos de estas fiestas y mi estómago pide a gritos platos de fácil digestión, ligeros y sabrosos.

Hoy te traigo un plato de domingo que cumple con todos estos requisitos. Dorada a la sal. Es un plato facilísimo, que se prepara en menos de 30 minutos y con el que disfrutar de una gran comida sin necesidad de pasar toda la mañana en la cocina. El único secreto, que el pescado sea fresco y de calidad.

Sé que esto último casi excluye esta receta viviendo en Zürich. Por eso, he elegido la dorada, un pescado que aquí se encuentra fácilmente (de acuicultura) y que venden fresco en la mayoría de supermercados.

Cuando quiero pescado fresco, me acerco a Dietlikon, a Fresh Fish Mercato. Es una nave especializada en venta de pescado (tanto fresco como congelado) y consigo pescado de calidad a un precio razonable.

Ingredientes (2 personas):

Para el pescado

  • Una dorada de unos 800g (sin tripa y con escamas)
  • 1Kg de sal gruesa
  • Piel de medio limón
  • 2-3 rodajas de limón
  • Unas ramas de romero
  • 2 claras de huevo

Para la ensalada:

  • Unas hojas verdes (espinacas, escarola, rúcula, lechuga…)
  • 3 rabanitos
  • 1/2 manzana
  • 1 zanahoria
  • Un chorrito de zumo de limón
  • Aceite de oliva virgen extra

Paso a paso:

  1. Limpiar el pescado y asegurarnos que está bien seco.
  2. Introducir unas rodajas de limón y un poco de romero en la tripa del pescado.
  3. En un bol, mezclar la sal con las claras de huevo, romero y la piel de medio limón en trocitos.
  4. Precalentar el horno a 190º.
  5. En una bandeja donde quepa el pescado, colocar una capa de sal y presionar bien. Colocar el pescado encima e ir añadiendo sal hasta cubrirlo totalmente. Debemos presionar bien para que se forme una crosta dura durante el horneado.
  6. Introducir el pescado en el horno 20 minutos. El tiempo dependerá del tamaño del pescado. Con el horno a 190º, deberéis dejarlo 25 minutos por kilo de pescado. Con este tiempo queda jugoso por dentro sin estar crudo.
  7. Preparar la ensalada. Cortar todos los ingredientes y aliñar con zumo de limón y aceite de oliva. El aliño con limón de la ensalada queda muy bien con este pescado, que también está aromatizado con limón.
  8. Romper la crosta de sal y retirar la piel. Servir los lomos de la dorada y acompañar con la ensalada.

¿Qué hago si…

… no sé limpiar el pescado?

Pídeselo a tu pescadero. Tan sólo tienes que pedir que limpien las tripas. Es importante que el pescado tenga las escamas ya que protegerán la carne de la sal y te garantizan que el pescado no quede salado.

Si tu pescadero no puede hacerlo, te dejo un link a un vídeo donde te muestran cómo hacerlo. Pruébalo, no es tan difícil como parece.

… no tengo romero?

Utiliza alguna otra hierba aromática. Tanto el tomillo como el tomillo limón son opciones estupendas para este plato. Sé generoso con las hierbas, al estar en la sal el aroma no es tan intenso.

… el pescado ha quedado crudo?

Con 25 minutos por kg a 190º el pescado queda en su punto. De todos modos, cada horno es un mundo. Si te da mucho miedo que pueda quedar un poco crudo, o crees que tu horno no es muy potente, súbele dos minutos más por Kg.

Si te das cuenta que está crudo una vez abierto, coloca los lomos en una bandeja de horno con aceite de oliva, cúbrelos con papel de aluminio e introdúcelos 2-3 minutos en el horno a 150º para que acaben de cocerse sin resecarse.

Anuncios