Estando fuera de casa se echan de menos muchas cosas, sobretodo, cuando se acercan fechas con tradiciones especiales, como la Navidad. En Zürich, no es fácil encontrar turrón, así que tras varios años sin probar este dulce hasta llegar a casa, este año he creado mi propio turrón de yema quemada. Esta receta está inspirada en la receta del el blog de LaCuinera.

Está riquísimo pero hay que hacer la cantidad justa, ya que sólo aguanta 1-2 días. La elaboración no es difícil, pero ten en cuenta que se elabora en dos fases y require un tiempo de reposo, así que empieza a prepararte con unas horas de antelación.

Te animo a probarlo, incluso si vives rodeado de turrón en el supermercado, ya que la sensación de comer un dulce tan tradicional recién hecho, es increíble.

Ingredientes (para 1 barra de turrón):

Masa almendra: 

  • 2 yemas de huevo
  • 200g almendra molida (muy fina)
  • 40g agua
  • 100g azúcar
  • 1/2 cucharadita de canela
  • Ralladura de 1/2 limón

Yema quemada: 

  • 50g leche
  • 75g azúcar
  • 1 huevo
  • 20g maicena
  • Azúcar glas y normal para quemar en capa superior

Paso a paso:

Para la masa de almendra: 

  1. En un bol grande, batir las yemas de huevo con la canela y la ralladura de limón.
  2. Poner un cazo al fuego y preparar un almíbar con el agua y el azúcar hasta que alcancen 114º.
  3. Añadir el almíbar muy lentamente sobre las yemas sin parar de batir. Es importante remover las yemas constantemente, de lo contrario, pueden cuajar por la alta temperatura del almíbar.
  4. Incorporar la almendra molida en pequeñas cantidades removiendo con una espátula.
  5. Volcar sobre papel de horno o antiadherente y dar forma más o menos rectangular con un grosor de 1cm aproximado.
  6. Dejar reposar unas horas cubierto con film a temperatura ambiente.

Para la yema quemada: 

  1. En un bol mediano, batir el huevo.
  2. Diluir la maicena en 25g de leche fría y añadirla al huevo.
  3. Poner los 50g de leche restante con el azúcar en un cazo pequeño y remover hasta que empiece a hervir.
  4. Verter la leche caliente lentamente sobre el huevo sin dejar de remover. Una vez, toda la leche esté incorporada al huevo, introducir la mezcla de nuevo en el cazo.
  5. Dejar hervir 4-5 minutos hasta que esté espeso. Para saber cuando retirar del fuego, pasar la espátula y observar que la mezcla tarde un par de segundos en volver a recubrir el fondo del cazo.
  6. Estirar la mezcla de yema en una bandeja de cristal. Cubrir con papel film y dejar enfriar.

Para el montaje: 

  1. Espolvorear azúcar glas sobre la masa de almendra y quemar con el soplete. Ésta será la parte inferior del turrón.
  2. Voltear la barra de turrón de manera que la parte lisa quede hacia arriba. Repartir la yema con una espátula por toda la superfície.
  3. Espolvorear con azúcar y quemarlo con un soplete. Si es necesario, repetir este paso hasta obtener una capa de azúcar quemada en la superfície.
  4. Recortar los bordes para que quede una barra de turrón perfecta.

¿Qué hago si…

… no tengo soplete?

En un turrón de yema quemada es importante quemar la yema. Si no tienes soplete de cocina, puedes usar un quemador de hierro, de los que se usan para la crema catalana.

… no tengo termómetro de cocina?

Puedes controlar el punto del almíbar siguiendo los consejos de Macrecetas. Para esta elaboración necesitamos un almíbar a punto de soplo.

… la almendra molida que encuentro es muy gruesa?

Este es una gran limitación cuando quiero hacer postres con almendra en Suiza. En todos los supermercados venden almendra molida, pero es mucho más gruesa que la encontraba en España. Para que queden menos grumos y trocitos, tritura y tamiza la almendra. Al triturarlo, da golpes cortos con la batidora, ya que si la almendra se calienta suelta el aceite y se forma una pasta.

 

Anuncios