Se acerca el día de todos los Santos (o Halloween), y en el levante Español, esto significa tiempo de castañas y panellets. Vivir fuera no siempre significa renunciar a las tradiciones así que me he puesto manos a la obra para compartir contigo la receta.

Esta receta llevo elaborándola varios años, desde que unos buenos amigos de Barcelona decidieron compartirla conmigo, así que se la dedico a ellos con cariño. ¡Gracias Manolo, Beatriz, Esther, todos los santos sin vosotros no es lo mismo!.
Dado su corto tiempo de cocción quedan muy jugosos y el almíbar hace que tengan un dulzor suave, sin notar los cristalitos del azúcar que a veces resultan molestos.

Ingredientes (para 2 platos de panellets):

Para la masa base:

  • 500g de almendra molida muy fina (harina de almendra)
  • 75ml agua
  • 400g azúcar
  • 2 claras de huevo

Para los panellets de piñones:

  • 200g masa base
  • 100g piñones
  • 1 yema de huevo

Para los panellets de chocolate: 

  • 200g masa base
  • 80g de chocolate negro
  • Cacao en polvo (decorar)

Para los panellets de limón:

  • 200g masa base
  • 1-2 cucharaditas de aroma natural de limón
  • Ralladura de limón
  • Azúcar glas

Para los panellets de mermelada: 

  • 200g masa base
  • 3-4 cucharadas soperas de mermelada (al gusto)

Paso a paso:

Para la masa base:

  1. Verter el agua y el azúcar en un cazo y poner a fuego muy suave hasta formar un almíbar (10 minutos).
  2. Separar las claras de las yemas.
  3. Reservar una cucharada sopera de almíbar y batirlo junto con las yemas. Ten cuidado con la temperatura del almíbar, si está muy caliente cuajará las yemas.
  4. Verter el resto del almíbar en un cazo y añadir la almendra molida y las claras de huevo. Amasar bien hasta que quede una masa uniforme que nos permita formar bolitas.
  5. Dejar reposar un par de horas (o toda la noche)

Para los panellets de piñones:

  1. Hacer bolitas de entre 12 y 18g
  2. Pintar los panellets con la mezcla de las yemas con almíbar y pasar por un bol con los piñones, haciendo presión para que se peguen bien.
  3. Pintar de nuevo con la yema de huevo

Para los panellets de chocolate:

  1. Separar 200g de masa base
  2. Añadir el chocolate derretido y amasar
  3. Hacer bolitas de entre 12 y 18g

Para los panellets de limón:

  1. Separar 200g de masa base
  2. Añadir una cucharadita de aroma natural de limón
  3. Amasar y hacer bolitas de entre 12 y 18g

Horneado:

  1. Hornear 3 minutos a 250º
  2. Dar la vuelta y hornear 2 minutos más (si vuestro horno tiene aire, no es necesario dar la vuelta).

Emplatado:

Espolvorear los panellets de chocolate con cacao en polvo y los de limón con azúcar glas para el emplatado.

¿Qué hago si…

… no me apetece preparar el almíbar?
Puedes poner el agua y el azúcar por separado, pero es probable que notes los cristales del azúcar al comer los panellets. Preparar un almíbar es muy fácil y sólo se tarda 10 minutos, te recomiendo este tiempo.
… no me he acordado de guardar almíbar para mezclar con la yema de huevo?
No pasa nada, puedes poner dos cucharadas de leche y una cucharadita de azúcar para diluir un poco la yema. De esta manera, la yema no estará tan espesa y seguirás obteniendo un color dorado.
… quiero probar otros sabores?
Los panellets pueden probarse de mil sabores, simplemente debes respetar la textura para poder hacer las bolitas, el resto es libre. Anímate y comparte tus creaciones.
… me han sobrado panellets?
Puedes guardarlos en una caja hermética durante varios días (4-5 días). En casa nunca duran tanto. La masa (mazapán) puede congelarse, así que puedes congelar masa sobrante para preparar algún otro postre más adelante.

Para saber más: 

Los panellets son un dulce de origen árabe que se extendió en el siglo X por la mayor parte de Europa. La receta original tan sólo llevaba almendra molida, azúcar, ralladura de limón y huevo y se forraba con distintos frutos secos aunque mayoritariamente almendras o piñones. En la actualidad es realmente complicado encontrar una receta que no incluya patata o boniato y como todo en esta vida, tiene su motivo. Este cambio en los ingredientes surgió a raíz de la escasez y alto precio de los frutos secos en los primeros años de la post-guerra y las amas de casa introdujeron la patata o el boniato como sustituto de parte de la almendra para crear la masa de los panellets. Esta costumbre fue utilizada por los pasteleros para disminuir el coste de estos dulces y hoy en día es complicado encontrar recetas que no incluyan estos dos ingredientes tanto en libros de cocina como en otros blogs. Como en casa siempre se habían hecho sólo con almendra me hizo mucha ilusión recuperar los panellets en su forma original y por ello los presento hoy con la intención de hacer mi mini-contribución a la conservación de este dulce en su forma original.

Anuncios