Hay quien dice que la verdura hervida es aburrida… Yo no pienso lo mismo! Combinando varias verduras y dándoles la cocción adecuada, un plato de verdura hervida puede convertirse en una cena o primer plato súper sabroso. Además es rápido y fácil, ¿qué más se puede pedir?

Ingredientes (2 personas):

  • 1/2 coliflor
  • 1 zanahoria
  • 1/2 puerro
  • 1/2 calabacín
  • 1/2 brócoli
  • Aceite, sal y hierbas aromáticas (romero, tomillo, albahaca) al gusto
  • Cubitos de hielo

Los mencionados arriba son los ingredientes que nunca fallan cuando hacemos menestra, para variar un poco, cada semana añadimos algún ingrediente extra (según la temporada o si tenemos restos de verdura de otras recetas), os doy algunos ejemplos de verduras “extra” que usamos a menudo:

  • 1 alcachofa
  • 1/2 remolacha
  • Espárragos blancos
  • 1 puñado de guisantes
  • 1 puñado de habitas tiernas
  • 10-12 judías verdes
  • 10 tomates cherry

Paso a paso: 

El único secreto de esta receta es que todas las verduras estén al dente.

  1. Poner una olla con agua a hervir (sólo para cubrir las verduras, no queremos mucha agua para poder aprovechar el caldo)
  2. Cortar las verduras en trozos regulares
  3. Cuando el agua hierve, poner un temporizador en 12 minutos.
  4. Añadir la coliflor (min 12)
  5. Añadir el puerro y la zanahoria (min 10) (espárrago blanco si tenemos)
  6. Añadir el calabacín (min 7) (alcachofas o judías tiernas si tenemos)
  7. Añadir el brócoli (min 3) (guisantes, habitas tiernas o tomates cherry si tenemos)
  8. Sacar la verdura y enfriarla rápidamente en un bol con hielo para cortar la cocción y que no se pase. Además así preservaremos los colores. (añadir la remolacha cruda si tenemos)

Guarda el agua de cocción. Es un excelente caldo de verdura que puedes aprovechar para preparar una crema de verdura, un arroz o simplemente para tomarlo caliente como primer plato en un día frío. 

Emplatado:

  • Colocar las verduras en un plato
  • Añadir aceite, sal y alguna hierba aromática al gusto

¿Qué hago si…?

Tengo otras verduras y no sé cuando ponerlas…

Este plato acepta multitud de verduras, lo que permite que cada vez que lo prepares sea ligeramente diferente. Si tienes una verdura nueva y desconoces el tiempo de cocción te recomiendo hervirla primero (separada del resto) y sacarla cuando esté al punto. Así, las próximas veces que la prepares ya sabrás el tiempo que necesita y la podrás añadir a la olla en el momento más adecuado.

Me gusta la verdura más cocida, ha quedado un pelín dura…

En casa nos gusta la verdura al dente, además así, se aprovechan más las vitaminas pero lo importante es disfrutar comiendo, así que no dudes en incrementar el tiempo de cocción.

No se qué hacer con la verdura que “sobra”…

Hace un tiempo tenía siempre problemas para gastar las verduras que sobraban de este tipo de recetas, ahora combino esta menestra con otras recetas donde pueda aprovechar toda la verdura como esta lasaña vegetal que os enseñé hace unos días.

Anuncios