Esta lasagna es un plato perfecto para el otoño. La verdura al dente combinada con el queso nos encanta y además al contener sólo verdura, es súper saludable.

Siendo sólo dos en casa nos resultaba complicado disponer de variedad de verduras al sin que quedasen restos en la nevera. Esta lasagna fue un descubrimiento, es fácil, podemos aprovechar restos de verdura y es súper sabrosa. Solemos combinarlo en la misma semana con menestra de verdura, crema de verdura o un arroz vegetal. Os sorprenderá ver como con casi los mismos ingredientes se pueden obtener platos totalmente distintos.

Si usas las cantidades de esta receta la puedes usar como plato único, también puedes reducir la cantidad y usarla como primer plato.  

Ingredientes (2 personas)

  • 1/4 coliflor
  • 1/4 brócoli
  • 3 zanahorias
  • 1/2 calabacín
  • 1/2 berenjena
  • 3 tomates (si no tienen mucho jugo, podéis añadir dos cucharadas de tomate triturado)
  • 2-3 champiñones grandes
  • 150g queso feta (puede servir rulo de cabra)
  • Hojas de albahaca (al gusto)
  • 1 cucharada de aceite de oliva, sal y pimienta

Paso a paso

  1. Limpiar bien las verduras y hortalizas.
  2. Cortar todas las verduras en lonchas finas con la mandolina.
  3. Untar la bandeja de horno con aceite de oliva.
  4. Colocar capas de verdura en una bandeja de horno. No tiene ningún misterio pero te daré algunos consejos que hemos aprendido:
    • Colocar el tomate justo encima de la coliflor (al ser más dura, le irá bien estar en contacto con el juguito de tomate para cocerse mejor).
    • Colocar el brócoli y los champiñones en la capa superior. Necesitan menos tiempo en cocer y en caso de soltar agua, ésta se filtrará a través de las verduras.
    • Colocar la albahaca formando una capa cerca del centro, así no se cocerá en exceso y mantendrá todo el sabor.
    • Ir colocando las verduras a medida que las cortáis, así siempre cortaréis la cantidad justa y no os quedarán lonchas sueltas.
    • Añadir sal y pimienta entre capas (cuidado, es fácil pasarse) para que quede más sabroso.
  5. Añadir un poquito (3 cucharadas) de agua para conseguir que tenga algo de líquido. No queremos hervir las verduras, simplemente generar un poco de vapor.
  6. Colocar el queso feta formando la última capa.
  7. Tapar con papel aluminio e introducir en el horno a 180º 20 minutos.
  8. Retirar el papel de aluminio y dejar 10 minutos más en el horno. Con este tiempo de cocción las verduras quedan al dente, si os gustan más blanditas, simplemente dejadlo en el horno 5-10 minutos más. En casa intentamos comer las verduras poco cocidas para aprovechar todas las vitaminas pero es una cuestión de gustos.

Emplatado

  • Si quieres que quede más bonito, puedes hornearlo en un molde cuadrado desmoldable o en moldes indivuales y servirlo directamente en la mesa.

Qué hago si…?

No tengo mandolina…

En caso de no disponer de una mandolina, puedes usar un pelador de patatas para sacar lonchas finas de verdura. Para la coliflor y el brócoli, corta las flores en trocitos pequeños para que se cuezan de forma uniforme. Yo conseguí hacerme con una estas Navidades y en casa la utilizamos casi todas las semanas, te lo recomiendo.

No tengo todos los ingredientes…

No pasa nada, habitualmente, ¡nosotros tampoco!. Ya te he comentado que solemos aprovechar verduras que tenemos en casa para preparar esta receta, además, intentamos usar verduras de temporada así que la vamos adaptando a lo largo del año. Si usas verdura de hoja (col, espinacas…) reduce los tiempos de cocción para que no se pasen. La patata, nabos, colinabo, etc necesitan tiempos más largos. Una opción si quieres añadirlos es ponerlos en el microondas 3-4 minutos antes de montar la lasagna, así puedes cocinarlos junto con el resto de ingredientes.

 

Anuncios