Información básica:

  • Localización: Sur de Suiza
  • Distancia desde Zürich: 2.5h coche (opción transporte público 3:00 desde Zürich HB)
  • Duración recomendada: 1 día
  • Estación recomendada: todo el año

Cómo llegar: 

Si vais en coche, comprobad el estado del tráfico en el túnel del Gotardo. Podéis encontrar atascos de hasta 2h para cruzarlo. Nosotros, optamos por subir por el paso del Gotardo, tardamos 30min más de lo previsto pero las vistas subiendo y bajando un puerto de 2000m de altura son increíbles. Además, encontramos varios puestos de venta de pan y queso y pudimos aprovechar para tomar un almuerzo alpino. Si vuestra opción es tan sólo pasar un día, os recomiendo ir en tren.

Qué visitar:

Bellinzona es una ciudad con mucho encanto, un centro histórico de estilo italiano, con casas de piedra, diversas iglesias y calles adoquinadas. Está coronada por tres castillos: Castelgrande, Montebello y Sasso Corbaro.

Castelgrande es una fortificación del siglo XIII – XV situado en el centro histórico de la ciudad,  es posible subir a sus dos torres (5chf entrada): torre bianca y torre nera. Sin necesidad de subir a las torres podéis disfrutar de las vistas del castillo de Montebello y Sasso Corbaro, así como del verde paisaje de esta zona.

Montebello está situado a 90m de altura sobre la ciudad, con vistas directas a castelgrande. Se accede a él caminando unos 15minutos (escaleras incluidas) desde el centro de Bellinzona. Es necesario pagar una entrada de 5chf para acceder a los patios y las murallas. Os recomiendo acercaros incluso si no estáis dispuestos a pagar entrada ya que tanto las vistas desde la parte exterior de la muralla como el camino para acceder al castillo son increíbles.

Sasso Corbaro es el tercero de los castillos de Bellinzona. Domina la zona a 230m de altura sobre la ciudad. Cuando llegamos ya estaba cerrado (18:00h) así que nos tuvimos que conformar con las vistas desde el exterior pero valió la pena. Para acceder a él a pie, se tarda unos 20-25 minutos desde Montebello (40min desde el centro de la ciudad). Es muy bonito pero cuesta arriba, así que si no estáis acostumbrados a caminar os recomiendo tomar el autobús (cada hora desde Montebello) o el tren turístico desde el centro (12chf recorrido a los tres castillos). Se puede acceder en coche si disponéis de él.

Gastronomía: 

Tuvimos suerte y coincidimos con el Street Food festival de Bellinzona. Hay áreas de picnic en los tres castillos, así que compramos comida y nos la tomamos tranquilamente allí.  Tanto en Castelgrande como Sasso Corbaro tienen restaurante en la terraza y los platos tenían buen aspecto.

Alojamiento

Encontrar un hotel con encanto, trato agradable y que no tenga un precio desorbitado es misión casi imposible en Suiza, pero esta vez lo logramos. Combinamos el día en Bellinzona con una visita a Valle Verzasca. Para ello, nos hospedamos en el hotel La Tureta. Totalmente recomendable, un desayuno increíble, con productos frescos y locales y gran variedad de productos (incluyendo secciones en el bufé para intolerantes al gluten y la lactosa)

 

Anuncios